¿Adicción a las redes sociales? Cómo detectarlo

¿Adicción a las redes sociales? Cómo detectarlo
0 Flares 0 Flares ×

 

Las redes sociales han invadido la vida de las personas, ya sea para bien o para mal. Muchas de estas personas pueden sufrir de ciertas adicciones y obsesiones por estar siempre enterado de lo que pasa en su perfil de Facebook o en los tweets que pueden estar apareciendo en su timeline de Twitter, entre otros.

Si eres de los usuarios que siempre está conectado a Internet desde la PC, móvil u otros dispositivos, puedes ser un adicto a las redes sociales incluso, sin darte cuenta. En este artículo te presentamos algunos aspectos que puedes examinar para saber cómo detectar tu adicción a las redes sociales y, si es necesario, tomar las medidas del caso.

1. Chequeas tus cuentas al inicio y fin del día

Si en el momento en que te despiertas por la mañana, en lo primero que piensas es en revisar las actualizaciones de estado de tus contactos en Facebook o en el caso de Twitter, checas la actividad de las personas a las que sigues como tu primera acción del día. Debes tener mucho cuidado con estar obsesionado con las redes sociales.

detectar tu adicción a las redes sociales

De igual forma, si lo que realizas antes de dormirte por la noche es entrar a Twitter para dejar las cosas en orden o entras a tu perfil de Facebook para conocer las últimas novedades presentadas en el día de determinado contacto, es muy posible que seas un usuario con adicción a las redes sociales. Pero no te preocupes, que durante tu descanso los servicios de las redes sociales no sufrirán ningún percance, cuando te levantes por la mañana siguiente podrás observar que en tu ausencia todo estuvo bien.

2. Te desesperas no estar conectado a una red

¿Eres de los usuarios que tiende a sudar, marearse o sentir que le falta el aire si no está conectado a una red de Internet? Independientemente si utilizas una PC, laptop o dispositivo móvil, el hecho de no contar con señal de Internet no significa que te hará falta el oxígeno para poder respirar libremente, tampoco significará que el fin del mundo se acerca. Tómate con calma estas situaciones, disfruta de la vida y ya llegará el momento en que vuelvas a conectarte a Internet para saber cada detalle que te pudiste haber perdido.

3. Te sientes incompleto sin tu móvil

En ocasiones puede sucederte que olvidas tu móvil en tu casa o en la casa de un amigo y haces hasta lo imposible para regresar en su búsqueda. Otras veces, sufres la descarga de la batería de tu móvil y buscas a como de lugar un lugar para poder conectarlo a la corriente y poder encenderlo nuevamente. Si sientes que sin tu móvil, simplemente no tienes vida, estás muy equivocado. Si bien es cierto, puedes perderte algo de diversión con el móvil, a cambio la vida real te ofrece excelentes experiencias para vivir y disfrutar en grande.

detectar tu adicción a las redes sociales

4. Mensajeas mientras conduces

En la mayor parte de países y ciudades del mundo está prohibido utilizar el móvil mientras conduces. Sin embargo, aunque vas conduciendo en carretera debes enviar un mensaje en Facebook, responder a un Tweet, o Whatsappear con tu pareja como si se tratase de una cuestión de vida o muerte. Pues claro, estás entre la vida o la muerte, depende de ti si quieres llegar a tu destino a salvo y poder utilizar libremente tu móvil, o si deseas enviar aunque sea el último mensaje de tu vida mientras conduces.

5. Utilizas tu móvil mientras caminas

Estás tan al pendiente de los movimientos en Facebook o Twitter que las demás personas deben abrirte paso para no tropezar contigo. Tienes que compartir una foto con tus amigos en Facebook que no puedes esperar hasta llegar a casa. Ten mucho cuidado, en la calle hay muchos amigos de lo ajeno, que únicamente esperarán que te encuentres solo en un lugar y te arrebatarán el precioso móvil que acabas de comprar y andas luciendo por todos lados.

detectar tu adicción a las redes sociales

6. Haces Check-In en Foursquare en todo lugar

Hay muchos usuarios que llegan hasta el límite de recomendar en las redes sociales la casa de los suegros o su propia casa para que otras personas las puedan visitar. Si bien es cierto, no te decimos que no recomiendes los buenos lugares públicos que visitas, debes tener cierto grado de criterio para realizar dichas recomendaciones, pues no todos los lugares que visitarás en tu vida serán recomendable para todos los usuarios.

7. Cada pequeño descanso aprovechas para entrar a las redes sociales

En determinadas actividades puedes tener un pequeño tiempo para descansar y relajarte después de cierto tiempo de trabajo continuo, por ejemplo. Si estos pequeños descansos los aprovechas para ingresar a tu perfil en cualquier red social para saber las nuevas noticias de tus amigos o conocidos, seguramente no tendrás tiempo para realmente descansar. Incluso, hay personas que no esperan a un descanso, en medio de una junta o clase en la universidad decide ingresar a Twitter, pues está más interesante.

detectar tu adicción a las redes sociales

8. Te deprime la poca respuesta a tus publicaciones

Cuando consideras que una imagen es lo suficientemente interesante, decides publicarla en tu perfil. O cuando vas de vacaciones a una paradisiaca playa y compartes esas fotografías con tus amigos y después de una hora, dos horas, incluso días, puedes sentirte un #ForeverAlone. Quizá a tus contactos no les interesa tu vida, pues ellos tienen la suya.

9. Degustas comidas tan deliciosas que las tienes que publicar

Cuando estás en un restaurante lujoso, no puedes esperar a que te lleven la comida para poder tomarle una fotografía con el mejor ángulo para compartirla con tus amigos en las redes sociales. Incluso, no importa si la comida se enfría, debes obtener la mejor fotografía posible. Y en algunas ocasiones tiendes a conversar con tus acompañantes, chatear desde tu móvil y comer al mismo tiempo, todas estas acciones al mismo tiempo pueden provocarte trastornos alimenticios por no dedicarte a hacer una cosa a la vez.

detectar tu adicción a las redes sociales

10. Prefieres las redes sociales sobre la vida real

Optas por compartir tu vida con tus amigos virtuales en las redes sociales y no con tus familiares y amigos en la vida real, solo porque tienes una mayor cantidad de amistades en Facebook o Twitter que se interesan por ti dándole Compartir o Retweet a tus publicaciones. Cuando sufres alguna depresión sentimental, acudes primero a tus amigos en Internet que te animarán con sus Likes y emoticones en los comentarios. Lo cierto es que nunca sabes quién es la persona que se hace llamar tu amigo en Internet.

Conclusión

Si llegas a sufrir alguno de estos malestares, debes analizar qué acciones puedes tomar para evitar que caigas en una pérdida de tiempo de tu vida real por estar metido en las redes sociales. Además, procura hacer de las redes sociales parte de tu vida, pero nunca las hagas tu vida.

0 Flares Twitter 0 Google+ 0 Facebook 0 0 Flares ×